MANIFIESTO DEL PRIMERO DE MAYO 2021

La Nueva Central de Trabajadores frente a la Nueva Situación Nacional:  Continuidad “Compensada” o Alternativa Real al Neoliberalismo y la  Antidemocracia | Encuentro Sindical Nuestra América
Fuente: encuentrosindical.org

Nueva Central de Trabajadores-México

Compañer@s.

 Un año hace que se declaró el estado de emergencia sanitaria en nuestro país. Por siete largos meses -de marzo a octubre de 2020- las actividades sociales de todo tipo se redujeron al mínimo como medida de contención extrema a la rápida propagación del COVID-19. En México, doce millones de trabajadoras y trabajadores perdieron su empleo e ingresos. Otros fueron forzados a laborar en las maquiladoras de la frontera norte del país bajo condiciones insalubres.  Fue el comienzo de una pesadilla que ha cobrado en el mundo más de tres millones de vidas.

A un año de tan terribles acontecimientos, hoy podemos decir que, si bien es cierto que la emergencia sanitaria aún no ha sido superada, ya es tiempo de reivindicar la calle y recuperar las plazas.

Para las y los trabajadores mexicanos el saldo de la crisis económica y sanitaria es desastroso. De los 12 millones que perdieron su empleo e ingreso en 2020 aún no logran recuperarlo 2.7 millones.  Los trabajadores de la salud: médicos, enfermeras, camilleros, laboratoristas, personal de intendencia y administrativos libran a diario una desigual batalla contra la muerte. Como dato, en el mes de septiembre del 2020, México ocupó el primer lugar en decesos de trabajadores de la salud en el mundo. El desmantelamiento neoliberal del sector salud cobró relevancia mortal.

Para amortiguar los efectos sociales de la precipitada caída de la economía y el avance de la pandemia, el gobierno de la 4T adoptó una estrategia fallida que, en lo económico, no evitó el empobrecimiento de la población desplazada de sus fuentes de ingreso y en el terreno sanitario, hasta la fecha, es contradictoria y errática. El país entró de lleno al sombrío período de una mayor precarización de la vida de quienes viven de su trabajo.

La crisis económica-sanitaria del 2020 reveló cuán decadente es el capitalismo, aquí y en el mundo entero. Su prolongada crisis estructural, hoy por hoy, pone en riesgo la viabilidad de la sociedad humana. En lo económico, el propio Banco Mundial la calificó como “la peor recesión desde la segunda guerra mundial” que, según la CEPAL, empujará a millones de personas a la pobreza extrema”.  La desigualdad social, la devastación del medio ambiente, el saqueo neocolonial de nuestro territorio, la inhumana precarización del trabajo y la violencia de género ahora se expresan con mayor nitidez ante los ojos del mundo. Las supuestas bondades del libre mercado globalizado se revelaron como viles patrañas. Hoy el mundo esta polarizado por la guerra comercial entre las grandes potencias que amagan con desencadenar una conflagración mundial, regiones enteras del planeta padecen hambre, el cambio climático amenaza nuestro hábitat, mientras que los flujos migratorios del sur al norte derivan en la militarización de las fronteras y un rosario de crisis humanitarias.

En medio de esta catástrofe, hoy es un escándalo que mientras la mayoría de la población mundial cayó en la desgracia, hubo quienes en el curso de la crisis multiplicaron sus grandes fortunas. Sin embargo, su ambición no conoce límite, ahora quieren imponernos una política de salvamento de la economía capitalista que responda exclusivamente a sus intereses.

POR UNA SALIDA DEMOCRÁTICA, PROLETARIA Y POPULAR A LA CRISIS

Nosotros estamos en contra de una reactivación económica sustentada en el saqueo de nuestros recursos naturales, la sobre explotación de la fuerza de trabajo de las y los mexicanos y la profundización de los lazos de dependencia y subordinación económica y política a los Estados Unidos (E.U.). Particularmente, rechazamos la subordinación del gobierno mexicano a la política migratoria de los E.U.

Este Primero de Mayo, las organizaciones firmantes nos pronunciamos por una salida democrática, proletaria y popular a la crisis. La construcción de una auténtica transformación del país es impostergable ante la descomposición del régimen de partidos, el reagrupamiento de la derecha más reaccionaria y la continuidad de las políticas neoliberales que golpean a la clase trabajadora. Las y los trabajadores estamos llamados a rearticular a nuestras organizaciones democráticas y auténticamente representativas, a superar la dispersión, a construir una sólida unidad de clase autónoma que participe en todos los procesos de la vida social presentando alternativas y construyendo Poder Popular. Nuestra máxima aspiración es construir una nueva sociedad basada en la igualdad, la justicia, la libertad y la democracia.  Ese camino es complejo y difícil pero no imposible.

En lo inmediato, como medida emergente, debe imponerse una mayor carga fiscal a las grandes fortunas acumuladas por los grandes oligarcas mexicanos que sacaron provecho del desmantelamiento y privatización de las empresas públicas, de la sobre explotación de nuestros recursos naturales y la precarización del trabajo. Esos recursos deben ser destinados a la salud, el campo, la educación, la vivienda, la ciencia y la creación de nuevos empleos. Nosotros rechazamos una “nueva normalidad” que le dé continuidad y profundidad al neoliberalismo para beneficio de los grandes centros financieros internacionales, las empresas trasnacionales y la oligarquía mexicana.

Ante el creciente desempleo y la parálisis de la economía, el gobierno de la 4T está obligado constitucionalmente a garantizar el acceso a los servicios públicos esenciales como el de la salud, la educación, la energía, el agua y el transporte público, adoptando una política de renacionalización de los servicios públicos y favoreciendo una gestión democrática de los mismos. Nosotros decimos ¡No al alza de tarifas de los bienes y servicios que presta el Estado!

EN DEFENSA DE LA VIDA ¡SALUD, PAN Y TRABAJO!

¡CON PAZ, JUSTICIA Y LIBERTAD!

Nos manifestamos categóricamente en contra de que sean las y los trabajadores quienes carguen con el peso de la crisis. Para evitarlo, es necesario ir a fondo en el desmantelamiento del neoliberalismo revirtiendo sus reformas estructurales. En este sentido, nos declaramos a favor de una férrea defensa de la salud, el trabajo, la vida, los derechos sociales y laborales de las y los trabajadores mexicanos del campo y la ciudad, luchando:

* Por la abrogación de la reforma educativa. En defensa de la Educación pública, laica y gratuita. Por un regreso seguro a clases.

* Por la prohibición y no regulación del Outsourcing. Por el respeto y defensa de la Contratación Colectiva, la Libertad Sindical y el Derecho de Huelga.  Libre sindicalización y Contratación Colectiva para los jornaleros agrícolas de todo el país.

* Por la defensa de la Autonomía Sindical. ¡No a la intervención del Estado en la vida democrática de los Sindicatos Independientes!

* Por la renacionalización de la Industria Eléctrica, el derecho humano a la energía y una tarifa social justa. Borrón y cuenta nueva para los usuarios en huelga de pagos de la Asamblea Nacional de Usuarios de Energía Eléctrica.

* Por la instauración en México de un régimen de pensiones y jubilaciones de carácter social y solidario. No al pago de las pensiones en UMAS, exigimos su pago con base en el salario mínimo.

* Por la soberanía alimentaria de México. Por la derogación a las reformas neoliberales del artículo 27 constitucional, el rescate y fomento productivo para el campo, la defensa del territorio y condiciones laborales dignas para las y los trabajadores del campo.

* Por una economía social y solidaria. Nacionalización y rescate cooperativista de las empresas que cierren, con objeto de proteger la fuente de trabajo y los ingresos de sus trabajadores.

* Por la inclusión de los pueblos indígenas en la construcción jurídica de una verdadera “Ley de Consulta para los Pueblos y Comunidades Indígenas” basada en el Convenio 169 de la OIT. ¡Alto a los megaproyectos de muerte, el despojo de la tierra y sus recursos naturales!

* Por el derecho a la ciudad, un desarrollo urbano incluyente y una vivienda digna. Incremento sustancial al presupuesto público destinado a la edificación de vivienda de interés social, al suministro suficiente de agua potable y mejoras para las unidades habitacionales y colonias populares.

* Por la suspensión del pago de la Deuda Pública. Auditoría Ciudadana a la deuda pública contraída por los gobiernos neoliberales.

¡¡ESTE PRIMERO DE MAYO EXIGIMOS!!

¡¡Solución a la Huelga de Notimex, recontratación y basificación de las trabajadoras de intendencia del IEMS, reafiliación al IMSS y reinserción laboral en la CFE a las y los trabajadores en Resistencia del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME)!!

¡¡Por un servicio universal de internet, el fortalecimiento de las telecomunicaciones y el respeto al CCT del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana (STRM)!!

¡¡Solución a las demandas del Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad Intercultural de Chiapas (SUTUNICH), del Sindicato Único de Empleados de la Universidad Michoacana (SUEUM), del Sindicato Único de Trabajadores de la Universidad Autónoma Agraria “Antonio Narro” (SUTUAAAN) y del Sindicato Único de Trabajadores de la Industria Nuclear (SUTIN)!!

¡¡Respuesta a las demandas de la Asamblea Interuniversitaria, solución a la falta de pagos, los bajos salarios y por la basificación de las y los profesores!!

¡¡Alto a la violencia en contra de las mujeres, no más feminicidios y justicia para las víctimas y sus familiares!!

¡¡No a la entrega de nuestros datos biométricos a las empresas de telefonía y al Estado!!

¡¡Presentación con vida de los estudiantes normalistas desaparecidos de Ayotzinapa!!

¡¡Respeto a los derechos humanos de las y los trabajadores migrantes!!

¡¡Alto a la represión en contra del movimiento indígena y popular!! ¡¡No a la militarización del País y a las ejecuciones extrajudiciales!! ¡¡Desaparición de los grupos paramilitares!! ¡¡Por el esclarecimiento del asesinato político de Meztli Sarabia y Samir Flores, así como de los 45 activistas sociales y defensores de los derechos humanos asesinados durante el presente sexenio!!

¡¡Por la libertad de las y los presos políticos!!

Compañeras y Compañeros.

Las organizaciones convocantes a este Primero de Mayo llamamos a todas las y los trabajadores a dar una férrea lucha por la democracia y autonomía sindical en México, en contra del charrismo sindical y los acuerdos de cúpula que no toman en cuenta la opinión y voluntad de las y los trabajadores.

Nos solidarizamos con el heroico pueblo Cubano y demandamos el cese inmediato al inmoral bloqueo de la Revolución Cubana. Así mismo, manifestamos nuestra solidaridad con el pueblo Venezolano, Boliviano, Palestino y con todos los pueblos del mundo que luchan por su emancipación.

¡¡PROLETARIOS DE TODO EL MUNDO UNIDOS!!

¡VIVA EL PRIMERO DE MAYO!