HONDURAS: MANIFIESTO DEL PRIMERO DE MAYO 2021 POR LA REIVINDICACIÓN DE DERECHOS DE LA CLASE TRABAJADORA

Fuente: rel-uita.org

COMPAÑERAS Y COMPAÑEROS:

Desde el 1 de mayo 2019 las Centrales Obreras sentenciamos que:

“A partir del golpe de Estado de 2009, en donde se asestó un golpe fatal a la democracia del cual no se ha podido recuperar, las condiciones de vida y de trabajo de las y los hondureños, se han deteriorado y las perspectivas, serán peores si no nos unificamos y movilizamos frente a las políticas neoliberales y los actos represivos del régimen. Lo que estamos viviendo como país y como pueblo es una tragedia, y los capitalistas: banqueros, empresarios de la comunicación, grandes comerciantes, industriales, terratenientes, etc.,aprovechan esta tragedia para incrementar sus precios, aumentar sus ganancias, explotar más al trabajador, privatizar servicios públicos y bienes comunes”.

“Para ello, dieron un golpe de Estado, han prostituido los procesos electorales, han violentado el orden constitucional, han dañado seriamente la institucionalidad democrática, impusieron un presidente ilegitimo, ha militarizado la sociedad, se han violentado los derechos humanos, se reprime, se mata y encarcela con el silencio cómplice de la élite del poder y de los imperios europeos y de los Estados Unidos”.

Por todo ello la solidaridad tiene hoy un valor incalculable frente a las grandes dificultades que enfrenta la humanidad. Desde siempre la clase trabajadora ha hecho un llamado a la unidad y la solidaridad como únicos mecanismos para lograr el avance de las sociedades. Hoy es imperativa la construcción de una nueva humanidad, más solidaria, equitativa y participativa donde las personas puedan desarrollar plenamente su potencial; y en Honduras es urgente la Central Única de Trabajadores.  ¡Viva la solidaridad y la unidad popular!

Si alguna duda se tuvo sobre la existencia de las clases y de la lucha de clases, la peste del COVID-19 desnuda las diferencias abismales entre la clase burguesa y la clase obrera; entre los grupos oligárquicos aliados a las transnacionales y el pueblo en general, los primeros beneficiados y los segundos, víctimas.La lucha ya no solo es contra la explotación sino por la sobrevivencia frente a la pandemia del COVID-19, por el acceso a la vacuna universal y gratuita para toda la humanidad, porque los privilegiados de las clases dominantes la disfrutan y a los trabajadores y a las trabajadoras que producimos la riqueza se nos margina.

¡No al Capitalismo, no a la privatización y acaparamiento de vacunas!

Los héroes de estos tiempos tienen rostro de trabajadores y trabajadoras de la salud, no rostro de  banqueros, ni de industriales, ni de otros explotadores, ellos no tienen ninguna importancia cuando lo que está en juego es la vida del pueblo; para los empresarios al Estado hay que achicarlo, porque es el problema y no la solución al crecimiento de sus beneficios, por eso han  desmantelado el sistema de salud, privatizan la vacunación y exigen más beneficios para convertir el país en un paraíso fiscal y laboral.

Esta Pandemia ha demostrado, el crimen del capitalismo al desmantelar y privatizar el sistema de salud. Su costo se ha traducido en la perdida de miles de vidas humanas. La vigencia de la salud pública hoy en día es más importante que el libre mercado. La construcción de hospitales y adquisición de equipo médico hoy es más importante qué la especulación en bolsa y el mercado del petróleo.  Los trabajadores y las trabajadoras de la salud son más importantes que los ejércitos, pero se les contrata precariamente, se les niega el salario digno y la estabilidad laboral. Los campesinos vuelven a ser los protagonistas que afronten la recuperación nacional. Por todo ello los trabajadores proponemos un nuevo sistema nacional de salud público, integral y gratuito.  ¡Vivan los trabajadores, un nuevo sistema de salud ya!

Los resultados del neoliberalismo que, al desregular el mercado laboral, promueve la tercerización y el trabajo temporal no el permanente, son la precarización del trabajo; ello constituye un serio peligro para la protección de la vida de las personas porque ha dejado a millones sin derechos laborales y sociales elementales, sin un salario digno, fuera de los sistemas de Seguridad Social y sin estabilidad económica empujándonos cada vez más a la pobreza y a la migración irregular. Es imperioso reflexionar este 1 de mayo sobre las atrocidades de este modelo para la especie humana. ¡no a la tercerización, no al empleo temporal por hora, no a la precarización laboral!

COMPAÑEROS Y COMPAÑERAS:

La COVID-19 está evidenciando como los grandes capitales y los países ricos han acaparado las vacunas y puesto en precario la vida de la humanidad, mostrando su mezquindad y las grandes brechas e inequidades que caracterizan al capitalismo y su modelo neoliberal, que están llevando a la humanidad y al planeta a su destrucción.  ¡No al capitalismo salvaje no al neoliberalismo!

Ese acaparamiento de las vacunas lo utiliza el régimen para justificar su fracaso en la dotación de insumos, vacunas seguras y acceso universal y gratuito al sistema de salud.  La atroz corrupción de la que estamos siendo testigos hoy, le está robando el futuro a los hondureños y es culpable de la muerte de miles de compatriotas. Por lo que cualquier acto de corrupción e impunidad es repudiable, los trabajadores exigimos transparencia y castigo para los corruptos. Un régimen como el actual el pueblo no se lo merece.  ¡basta ya de corrupción, basta ya de impunidad, basta ya de narcoestado, cárcel para los corruptos!

Condenamos la materialización de suspensiones arbitrarias en todos los sectores económicos del país mediante la aplicación del decreto 33-2020 que no fue hecho con la intención de proteger a los trabajadores, si no a las empresas, hecho que seguimos denunciado puesto que la existencia de las empresas sin la generación de empleo decente no tiene ninguna razón de ser, el retroceso actual está llevando a las relaciones laborales al cuasi esclavismo del cual se liberó la humanidad a través de la lucha popular, por ser inhumano.  El temor al despido en el capitalismo y en el marco de esta crisis, es más cruel que el látigo del esclavista en la esclavitud. Denunciamos el incumplimiento de los contratos colectivos y la negación del derecho a negociar colectivamente como lo establece la ley, en el gobierno, en las instituciones centralizadas, descentralizadas y en la empresa privada, Exigimos la ratificación del convenio 151 de la OIT.

Los Convenios Internacionales, la Constitución de la República y el Código de Trabajo son las máximas regulaciones que protege a los trabajadores de Honduras, su cumplimiento es obligatorio y cualquier procedimiento fuera de este es nulo de pleno derecho, las suspensiones y el despido de los trabajadores se han hecho violentando el código de trabajo, se ha impedido el cumplimiento de los contratos colectivos, y la STSS no ha sido capaz de garantizar el cumplimiento de la legislación laboral.  ¡No a los despidos, no a la autorización de suspensiones de contratos de trabajo sin goce de salario, no al entorpecimiento de la negociación colectiva!

El Gobierno es responsable de la precarización del sistema educativo nacional al mantener una constante improvisación en la organización de las clases virtuales y semipresenciales, por no entregar los recursos de conectividad y medios didácticos a fin de que el proceso de enseñanza aprendizaje se de en condiciones aceptables, rechazamos y condenamos el pilotaje para obligar a los trabajadores del sistema educativo a regresar a clases presenciales sin vacunarlos y sin entregar las mínimas medidas de bioseguridad, no pagar a tiempo a los docentes y precarizar su empleo y seguridad futura desmantelando el INPREMA. ¡no a la precarización del sistema educativo!

Los trabajadores del sector informal de la economía hoy más que nunca enfrentan dificultades para su propia subsistencia y el gobierno no tiene políticas claras para garantizar sus derechos más elementales. Es en el campo donde hay soluciones para la alimentación de nuestro pueblo, es en el campo donde hay soluciones para el crecimiento de nuestra economía, es en el campo donde hay soluciones para la justicia social, la reforma agraria integral sigue siendo hoy una demanda de la clase trabajadora. ¡sí a la reforma agraria, apoyo para los trabajadores del sector informal!

ANTE ESTA SITUACIÓN, ES OBLIGATORIO LUCHAR UNIFICADAMENTE POR:

1.-Una verdadera independencia ya que a 200 años de declarada es ilusoria.

2.-Exigir un basta ya a la monstruosa corrupción e impunidad y cárcel para los corruptos, que roban el futuro de Honduras

3.-Dotar a los héroes reales de esta pandemia, los trabajadores y trabajadoras de la salud, de los insumos y equipos necesarios para afrontar la difícil tarea de proteger la vida, curar al enfermo, dar esperanza a la sociedad y poner en funcionamiento un nuevo sistema de salud, publico universal y gratuito, ratificando nuestra oposición a cualquier intención de seguir privatizando los servicios públicos y elementales como salud, educación, energía y otros, que son derechos del pueblo hondureño.

4.- La derogación del “Tazón de Seguridad”, la “Ley de Secretos” y la “Ley de Escuchas”. Cárcel para los traidores a la patria que violaron la Constitución promoviendo la reelección y para los narcotraficantes y lavadores de activos confesos. Cancelar comisiones interventoras, que solo sirven para destruir las instituciones y para encubrir la corrupción. Basta ya de asaltar a los Institutos de Previsión Social.

5.- Que se respete el Derecho a la libre sindicalización y negociación colectiva haciendo realidad el principio de que todo trabajo permanente y continuo debe ser realizado por trabajadores permanentes, respetando la estabilidad laboral, prohibiendo la tercerización y derogando la Ley de Trabajo por hora. Respeto a todos los convenios de la OIT ratificados por Honduras.

6.- Exigir el fin de la violencia y acoso en el mundo del trabajo, la persecución de los feminicidios, investigación de asesinatos de personas LGTB y la ratificación del Convenio 190 de la OIT.

7.- Exigir a la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social velar por el cumplimiento efectivo del Código de Trabajo y el debido proceso, proteger a los a los trabajadores del despido y suspensiones arbitrarias de contratos de trabajo, el cumplimiento irrestricto a la ley del salario mínimo que permita el acceso a la canasta básica.

8.- Garantizar una jubilación digna y oportuna, mediante la reversión de reformas a las leyes previsionales que solamente han afectado a la clase trabajadora el acceso a los servicios de una seguridad social eficiente que permita la protección de los medios de vida de los trabajadores y sus familias.

9.- Respaldar la iniciativa ciudadana del sector magisterial para recuperar las condiciones y derechos laborales adquiridos. Exigir la dotación de recursos de conectividad, didácticos y metodológicos para recuperar la educación pública y gratuita.

10.- Revisar la política monetaria, crediticia y fiscal para que redistribuya el ingreso y la riqueza, urgiendo una Reforma Agraria integral mediante una nueva ley que permita el acceso a la tierra, créditos, asistencia técnica y mercados a los pequeños, medianos productores y trabajadores del campo.

11.- Desmilitarización de la seguridad ciudadana, liberación de los presos políticos, esclarecimiento de los asesinatos de dirigentes populares, castigo para los culpables, derogación del código penal que criminaliza la protesta social.

12.-La cancelación de toda concesión de bienes públicos tal como el otorgado a COVI por la corrupta COALIANZA y su inmediata derogación de la ley que la creo.

13.- Exigir la construcción de bordos para evitar inundaciones; y, soluciones para las poblaciones que a 8 meses de Eta e Iota continúan viviendo en condiciones inhumanas a vista y paciencia de las autoridades estatales.

14.- Por el respeto a los Derechos Humanos, un alto al extractivismo y respeto al Convenio 169 de la OIT por el cual llevan al banquillo a Honduras en Ginebra, alto a la criminalización, persecución, encarcelamiento y asesinato de nuestros hermanos garífunas; exigimos investigación y justicia para quienes luchan por defender sus tierras ancestrales.

Exhortamos a todas nuestras organizaciones de base y federadas a realizar acciones reivindicativas en función de las posibilidades que permita la actual situación de distanciamiento físico y toque de queda.

A 135 años del sacrificio de los mártires de Chicago y a los 67 años de la Huelga del 54, rendimos nuestro más sentido homenaje a quienes protagonizaron tan glorioso acontecimiento y proclamamos desde esta tribuna nuestro convencimiento de que unidos y movilizados frente a las políticas neoliberales y al régimen dictatorial que las impone, podemos recuperar las conquistas perdidas y lograr los cambios estructurales que nuestro país necesita.

¡VIVA EL PRIMERO DE MAYO!

¡VIVA LA CLASE TRABAJADORA!

¡Salud pública de calidad! ¡Educación pública de calidad! ¡Cumplimiento del Código de Trabajo! ¡no a la tercerización! ¡Desarrollo del campo! ¡No a la corrupción! ¡No a la impunidad!

C T H                     CGT                   CUTH